Decano Harasic presenta recurso de revisión por caso de Jorge Mateluna

El decano de la Facultad de Derecho de la U. de Chile insistió en que este caso es un “problema de humanidad, en una democracia nadie puede ser condenado sobre la base de pruebas falsas”.

El decano de la Facultad de Derecho de la U de Chile, Davor Harasic, junto al comité Mateluna Inocente, ingresaron hoy un recurso de revisión ante la Corte Suprema tendiente a lograr la anulación de la sentencia que condenó en 2014 a 16 años de presidio a Jorge Mateluna.

Tras la presentación de un nuevo antecedente, que lo exculpa de la participación en el asalto a un banco ocurrido en 2013, la defensa decidió interponer una acción judicial para que el máximo tribunal anule la sentencia condenatoria dictada por el Primer Tribunal Oral en lo Penal en octubre de 2014, dictando una sentencia de reemplazo absolutoria.

“Esta es una condena abiertamente injusta, hay pruebas que se prefabricaron para que Mateluna esté en estas condiciones, afortunadamente han surgido nuevos antecedentes que nos permite pedirle a la Corte Suprema la revisión de la sentencia”, explicó el Decano Harasic.

En esa línea, el abogado recalcó que “este no es un problema de fiscalía contra fiscalía, este es un problema de humanidad, un problema de régimen democrático. En una democracia nadie puede ser condenado sobre la base de pruebas falsas”.

En tanto, la actriz Francisca Lewin, en representación del movimiento “Mateluna Inocente” se mostró “esperanzada” en que el máximo tribunal acoja el requerimiento y revierta la sentencia de Mateluna.

“Estamos muy confiados en que están las pruebas suficientes para que esta demanda sea escuchada y eso es lo que queremos pedir al tribunal: que se abra a escuchar esta demanda social que ha sumado a distintos grupos, artísticos, estudiantes, jóvenes, de todas las áreas se han sumado naturalmente a defender a Jorge”, explicó.

En tanto, la pareja de Jorge Mateluna, Claudia Godoy, también manifestó su confianza en el trabajo de la Facultad de Derecho de la U. de Chile, reconociendo que “ha sido un camino duro, que afortunadamente no hemos recorrido solos, con hartas puertas cerradas y hoy vemos con harta esperanza que esto pueda tener un buen fin”.

Luego de interponer este recurso, la Corte Suprema debe admitirlo a tramitación, trasladarlo al Ministerio Público y fijar la audiencia de alegatos.